Déficit Atencional

He descubierto que si pongo atención no vale la pena y cuando no, tuve que haberlo hecho.

Que cuando 2 sentimientos tan diferentes se unen, puede ser doloroso y al mismo tiempo satisfactorio.

Sentirse perdido pero al mismo tiempo encontrar pistas en el camino.

La extraño, lo extraño, es que ahora me duela escribir con la mano, ¿eso es normal?.

Otra vez olvidé por completo lo que estaba tratando de decir. 

Y así de fácil es como se va perdiendo lentamente la cabeza.

 

-Gaby-